Sección: Literatura
Coordinadora: Isabel García Adánez

 

  Descargar archivo
  Alemán

 
Canon y anti-canon en el mundo globalizado

Uno de los principales temas de discusión en el campo de la literatura en estos primeros años del siglo XXI, en los que no sólo la Modernidad sino incluso la Posmodernidad parecen superadas, es la importancia de leer a los Clásicos y la vigencia o el sentido que pueda tener aún un canon occidental. Al margen de los debates de opinión entre críticos literarios en la prensa (alemana), la idea de canon en el umbral del nuevo milenio constituyó el eje central del X Internationaler Germanistenkongress Wien 2000: "Zeitenwende-Die Germanistik auf dem Weg vom 20. ins 21. Jahrhundert" y recientemente se ha publicado al respecto un extenso número monográfico de la revista text+kritik ("Literarische Kanonbildung", IX/2002). A esta revisión del canon y de su reverso, el "anti-canon", estará dedicada también nuestra sección de literatura.

No cabe duda del papel fundamental que desempeñan dichos "Clásicos" y "Grandes Obras de la literatura" –con mayúsculas– como puntos de referencia dentro del aluvión de libros editados anualmente y el bombardeo de información sin digerir de los tiempos de Internet. Ahora bien, por eso mismo también se antoja muy interesante rescatar del desván de la literatura a autores minoritarios y marginados: a tantos escritores poco conocidos por motivos históricos, ideológicos o de mercado, como serían, por ejemplo, ciertos sectores de la vanguardia, la mayoría de los autores de las zonas del Este antiguamente pertenecientes al Imperio Austro-Húngaro, muchos representantes de la literatura del exilio cuyas obras tuvieron que publicarse en otros idiomas durante la etapa nazi o no aparecieron hasta décadas después, la literatura censurada y perseguida a lo largo de la historia, la literatura de minorías y para minorías, o los individuos non gratos en el contexto de su correspondiente época (llámese Reforma, Restauración o "milagro alemán"). La ausencia de un autor en las listas de "los veinte más leídos, vendidos, premiados y comentados" de la historia de la literatura y los congresos del ramo no tiene por qué ser sinónimo de ausencia de calidad, y la defensa de lo minoritario y la reivindicación de la diferencia puede ofrecer una salida cuando parecen no existir alternativas a la corriente global y la publicación en cantidades industriales.

Pero, después de todo, ¿en manos de quién está el canon? ¿Qué selección enviaríamos al espacio como muestra de nuestra literatura y nuestra identidad? Desde esta nueva interpretación del canon como símbolo de una identidad y, por lo tanto, en términos de diferenciación de la masa –ya sea en un sentido "positivo", como Gran Modelo, o "negativo", como postura marginal y anticanónica– se impone la necesidad de hablar de cánones en plural y no de un solo canon globalizador. Esta perspectiva traería a la luz una pluralidad de cánones y nuevas definiciones del canon en función, por ejemplo, del género (canon feminista), de la orientación político-filosófica (canon marxista, estructuralista, postcolonial), del contexto histórico o de la identidad socio-cultural ligada a un espacio geográfico determinado, un aspecto muy interesante en el caso de una literatura pluricéntrica como es la escrita en lengua alemana.

En un segundo bloque, relacionado con el campo de la cultura e historia cultural, se abre el debate sobre el canon –o los cánones– aplicables a la enseñanza de la literatura. Aquí el tema del canon estaría vinculado a los criterios de orientación a la hora de seleccionar autores representativos y elaborar las habituales listas de lecturas recomendadas en el aula. Por otra parte, habría que tener en cuenta que estos criterios varían notablemente entre los distintos países de habla alemana y, sobre todo, desde nuestra Auslandsgermanistik. Dadas las distintas posibilidades de enseñar literatura alemana dentro de los currículos universitarios actuales (literatura en especialidad de Filología Alemana, como materia secundaria en asignaturas de Lengua y literatura, o como recurso de apoyo en otras disciplinas como historia, historia del arte, periodismo, sociología o filosofía), cabría plantearse un cambio de enfoque que no necesariamente situara en primer plano el canon tradicional: el valor estético y puramente literario de ciertos textos, sino quizás también su valor como testimonio de una época, su interés como ejemplo de determinados comportamientos sociales o psicológicos, etc.

Además de la enseñanza de literatura propiamente dicha, quizá la idea de valerse de la literatura como vía de enseñanza en otros campos podría abrir caminos y ampliar las miras en un momento – bien poco falta para que entren en vigor las resoluciones de Bolonia–, en el que las exigencias de orientación profesional súper-especializada, explotación de las nuevas tecnologías y máximo rendimiento a lo largo de toda la vida –"pero sin leer mucho, por favor"– parecen convertir a los profesores de literatura en animales en peligro de extinción.

A modo de resumen y orientación, nuestra idea es que las ponencias de la sección de literatura puedan enmarcarse dentro de los siguientes puntos:

  • el canon tradicional: importancia de los clásicos en la actualidad
  • anti-canon y "nuevos cánones": marginados, olvidados, minorías
  • canon e historia: variaciones en la concepción del canon literario en las distintas épocas
  • canon e ideología: el canon literario como reflejo de un ideario político y en relación con el poder
  • canon e identidad cultural: el canon vinculado al entorno social, cultural y geográfico
  • canon y enseñanza: nuevos enfoques aplicables en la didáctica de la literatura
  Descarga archivo
  Alemán

 

  nach oben / arriba   Homepage / Primera

© FAGE, 2004.